Cada marca tiene su propia personalidad, aun cuando las empresas puedan ofrecer servicios o productos similares. Por ejemplo, es imposible (o imperdonable) confundir Microsoft con Apple, Burger King con Mc Donald’s o American Airlines con Emirates. Para que una marca se diferencie de las demás debe desarrollar atributos específicos a través de sus acciones, es por ello que las grandes marcas siempre están en la búsqueda de mejorar la lista de atributos con la finalidad de atraer al tiempo de cliente objetivo.

Pero, ¿cómo mejorar la lista de atributos y tener una imagen de marca con personalidad? En este artículo te explicamos algunos consejos para mejorar la forma en que tus clientes potenciales ven tu marca.

Consejos para mejorar la imagen de marca de tu empresa

1. Conócete a ti mismo, por dentro y por fuera

Para mejorar la imagen de marca es necesario entender cuáles son los objetivos de la empresa, cuál es la misión y quiénes son sus clientes. Puedes hacerte preguntas como: ¿Por qué los clientes nos eligen?, ¿Qué es lo que hace que tu marca sea diferente?

2. Busca cómo atraer a tus clientes objetivo

La imagen de marca de tu empresa debe ser atractiva para tu público objetivo y los servicios son el reflejo de ello. Por muy claros objetivos que tenga una empresa, si no trabaja para mejorar la productividad de sus empleados, no satisface a los clientes o no cumple con los pedidos durante la temporada alta, es imposible que se construya una imagen de marca exitosa.

3. Comunica los valores de la marca a tus empleados

El sitio web y los contratos de trabajo no son los únicos medios para comunicarte con tus clientes actuales y potenciales; cada persona en tu empresa en un embajador de la marca. Es decir, que es muy importante construir la imagen de marca desde el interior.

Asegúrate de que todos tus empleados saben dónde están parados, cómo funciona la empresa, qué es lo que el cliente quiere.

4. Reconoce que la primera impresión puede ser determinante

La mayoría de las personas toman decisiones acerca de una compra o una marca basadas en la primera impresión. Si les gusta lo que ven, comprarán. Si no, se irán a otro negocio.

Por lo tanto, es necesario revisar cuidadosamente todos los posibles puntos de contacto con el cliente para asegurarte de que están obteniendo una buena primera impresión.

Preguntas como ¿qué impresión puede tener un cliente potencial cuando visita el sitio web de la empresa? Son muy útiles para analizar este punto.

5. Sé coherente

A los clientes les gusta interactuar con las marcas, por lo tanto es necesario ser consciente de ello y mejorar la experiencia a través de las ventas, atención al cliente, redes sociales, etcétera.

Si la empresa entiende quién es su público objetivo y aprende a comunicarse de la misma manera, adaptándose a su tono y personalidad, la interacción será natural y eficiente.

Haz que tus clientes confíen en ti y valoren la imagen de la marca. Porque cuando las personas confían en una empresa son más propensas a recomendarla a amigos, familiares y colegas.